Historia

Imagen en blanco y negro de Villabre en los años 50

 

 

    Recién iniciado el siglo XIX siglo se hayaron en  las cercanías de la localidad de Fojo varios cientos de monedas romanas, de datación próxima al siglo IV. También  se han encontrado refugios de mayor antigüedad en el municipio, probablemente  utilizadas por las primeras tribus que se asentaron en la zona así como vestigios de antiquísimas labores mineras (mina de La Cavén- Vendiés).

  Ya en la Edad Media, en el año 857, el rey Ordoño cedió a la Iglesia mayor de San Salvador de Oviedo gran parte del territorio de Yernes , dominio sobre este territorio que se fue acrecentando y ampliando a Tameza con las donaciones de Alfonso VI, y más tarde, en 1086, con las de los nobles Froila, Osorio, Pelayo y Geloira Froilaz. El dominio sobre el territorio se completó en el año 1104 .

  En el año 1174 el rey don Fernando II donó su realengo, heredamientos, hombres y súbditos . De esta manera nació la jurisdicción de los obispos de Oviedo sobre esta comarca. Como tal el Prelado ovetense defendió la inmunidad tributaria de Yernes y Tameza cuando el rebelde conde Don Alfonso y el merino Castellanos pretendieron que tributasen y merinasen Yernes y Tameza, de lo que fueron libres cual se desprende de las regias cartas y documentos de 1375 y 1381.

   Pagaba Yernes y Tameza a su episcopal Señor 80 maravedís anuales de fuero por cada vecino con mas penas de cámara y sangre, mostrencos y también gavelas transitorias como la de armas y otras. El Obispo nombraba y ponía Justicia y demás cargos.

   Tan diminuto ayuntamiento pasó a realengo, cuando Felipe II desamortizó tales jurisdicciones de acuerdo con el Papa Gregorio XIII en 1579.

   Entre los años 1581 y 1586 los vecinos compraron su libertad a la Corona por " REAL PRIVILEGIO DE VENTA DEL CONCEJO”  por 12.691.922 maravedís. Toma posesión de la jurisdicción el corregidor y juez comisionado Juan de Grijalba, que nombró los oficios, se posesionó de los pueblos , que incorporó a la Corona, teniendo Villabre la declaración de villa y cabeza en 1584. La comisión real deslindó a Yernes y Tameza de los concejos limítrofes, ultimando las mencionadas ordenanzas para la elección de oficios y buen gobierno del municipio con disposiciones minuciosas.  Se inicia la vida concejil en el collado de Milladoiro.

   Debido a su dependencia histórica al obispado y a su riqueza ganadera, el escudo de Yernes y Tameza  porta en la parte superior cruz de los ángeles de Oviedo, y en la parte inferior dos toros  en lucha. Se cuenta que para fijar los límites de su concejo episcopal con el municipio de  Proaza, se pactó en que luchasen dos toros, uno de cada jurisdicción, para que sirviera de punto de partida en amojonamiento el sitio hasta donde llegase el toro vencedor. El toro representante local era de una capa pelirrojo (fosco) y del pueblo de Yernes. Era este toro mucho menor en tamaño, como se refleja en el escudo, pero resulto vencedor en el envite fijando el limite.